P A Z

Durante el verano “que no termina”, además de las continuas inclemencias meteorológicas venimos “sufriendo” otro tipo de ataques todas las personas de bien que defendemos a la persona y a la familia.Sistemáticamente, “los diferentes” movimientos (absolutamente minoritarios en espaldo numérico de personas con un mínimo de conocimiento de los temas en cuestión y sin necesidad alguna, ni mucho menos a demanda de la sociedad), vienen bombardeando, “de la mano de algunos representantes de partidos políticos” (tanto PSOE como PP) , por la prensa, radio y TV Española con los temas que sólo a esos pocos “interesa” –muy pocos- y siempre los mismo en todos los temas.

Están empeñados, esos pocos, en darnos Eutanasia por todas partes, en la ampliación del aborto, en el matrimonio entre homosexuales (lo cual no tiene nada que ver con matrimonio) y adopción por los mismos….¿que mas? , ¿ me he dejado algo?.

Parece como si hubieran pretendido quitarnos la Paz durante este verano…Pero no lo vienen haciendo solos este/os movimientos sino que “incomprensiblemente” y desde luego “contra toda lógica” incluso los representantes de aquel partido –o suma de partidos- que debe defender, “según sus compromisos y principios” a la persona y la familia, parece –por los hechos- que precisamente hacen todo lo contrario.

No nos sorprende que el Sr. Zapatero prometa una cosa en campaña electoral a las familias y luego haga otra/s tan pronto se sienta en la poltrona. Esto, (que no es admisible) ya lo esperábamos.

Lo que no es admisible ni esperábamos y desde luego no aceptamos, es que otros lobos “se disfracen también de corderos” y pretendan destruir precisamente a los que les han votado.

¿Cree acaso el PP. Valenciano y/o el nacional que le ha votado el 0’11% de uniones (no matrimonios) de homosexuales, o los pro-abortistas o los pro-eutanasia?.

¿Es eso lo que piensan?.

¿Porqué pues siendo un porcentaje tan, tan reducido le apoyan de tal forma y llegan hasta financiar campañas (Comunidad Valenciana y nacional) para sensibilizar a la opinión pública a su favor?…

¡Faltaría más!

¡Ah! y con nuestro dinero.

Aquí hay algo que falla y alguien que no apunta en la dirección correcta y me pregunto y pregunto al muy honorable Presidente de la Generalitat Valenciana.

¿Es eso lo que Vds. nos prometieron?
¿Quieren (contra la oposición de la inmensa mayoría de valencianos de bien) dar todas las facilidades a estos grupos minoritarios, que no son la norma, sino lo anormal y no son lo general sino la excepción minoritaria, solamente porque se lo piden?

¿A quien sirven Vds.?

¿A quien tienen miedo?

¿A que conciencia miran, (si miran)?

¿Qué sociedad quieren Vd. dejar a sus hijos?

¿Aceptarían Vd. que sus hijos fueran adoptados por homosexuales?

Pues nosotros (el 100% de matrimonios) tampoco.

Decidan rápidamente de que lado están y traten de buscar en sus orígenes; consigan una buena brújula y encuentren el norte –hoy desde luego perdido por muchos de Vds.-.

Es muy fácil, solamente tienen que hacer lo que prometen en las campañas electorales y desde luego cumplir el famoso articulo 39.1 de la Constitución Española que dice “los poderes públicos deben asegurar la protección social, económica y jurídica de la familia” así como la declaración universal de los derechos humanos que preceptúa en su articulo 16.3 “la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”.

Si lo hacen, seguramente, volverán a tener paz en sus conciencias, si alguna vez la han tenido, y si no lo hacen, provocaran “como están haciendo” (la guerra, el enfrentamiento, el sin sentido…, la destrucción de nuestra sociedad que Vds. están llevando (no se por que ocultos fines) a su autodestrucción.

Déjennos en paz, por favor, y no nos provoquen mas, muy especialmente a las familias españolas que tanto nos preocupa la formación integral de nuestros hijos, o sea a la mayoría de los españoles y su futuro y el futuro

EL ESTUDIO Y SU SENTIDO

Al hablar del estudio hemos de considerar que éste es para tener mas formación y desarrollar habilidades de pensamiento. No lo podemos reducir a tener mas instrucción o conocimientos sino que es una base para realizar un trabajo bien hecho cuando uno sea adulto. Nuestro hijo o hija será más culto en la medida en que sea capaz de estructurar su saber y tenga ideas propias, fruto de su reflexión. Lo describe en pocas palabras un autor:
”La cultura no es saber acumulado, sino saber asimilado”.Lógicamente los padres somos los primeros responsables del estudio de nuestros hijos. El centro educativo da una ayuda complementaria, pero tan importante, que conocer el ideario de la escuela y el diálogo familia-colegio ocupan un lugar preferente. Conocer si nuestro hijo tiene baja capacidad intelectual, problemas de lenguaje o es perezoso, nos ayudará a mejorar nuestra tarea educativa. Tenemos casi un 30 por ciento de fracaso escolar en nuestro país, por tanto nos centraremos en algunos puntos importantes para el estudio:

Algunos detalles de orden práctico para tener en cuenta.

1.- Nuestro hijo o hija ha de tener voluntad para estudiar. Crear hábitos y motivaciones para conseguirlo será lo mejor. Los horarios son fundamentales. El ambiente familiar de calma y serenidad influyen favorablemente. No podemos los padres obsesionarnos con las calificaciones. No podemos estar sólo preocupados por las ”notas”, sino valorar el esfuerzo personal más que los resultados. Todos conocemos padres, con pocos estudios, pero que interesados por los trabajos escolares consiguen que sus hijos aprendan. Dice A. Le Gall: ”El alumno debe encontrar siempre en su familia, no una vigilancia exigente y que repare en todo lo correspondiente al trabajo escolar, sino un ambiente optimista y atento que anima y vigila al mismo tiempo”.

2.- Procurar un espacio adecuado, con buena iluminación y sin ruidos para facilitar la concentración. Se trata de controlar la imaginación para que entienda lo que ha de estudiar. Así sabrá hacer un resumen y tener capacidad de síntesis para retener toda la materia que debe aprenderse. Escribe W. A. Kelly: ”El estudio es el esfuerzo que pone el entendimiento, aplicándolo a conocer alguna cosa y, en especial, trabajo empleado en aprender alguna ciencia o arte”.

3.- Saber memorizar. En este aspecto los padres, sean del nivel cultural que sean, pueden colaborar preguntando la materia que se ha de aprender. Hemos de ayudar a reflexionar. No es lo mismo, por ejemplo, saber un poema de memoria, que recordarlo y extraer conclusiones sobre su significado.

4.- Todo lo que sea fomentar el espíritu de laboriosidad en nuestros hijos con nuestro testimonio será la mejor herramienta para adquirir responsabilidad en el estudio. Dando ejemplo de orden en nuestro trabajo y de curiosidad por la cultura y los hechos sociales, nuestros hijos nos imitarán. Para finalizar, recordar que la elección de un centro educativo, que tenga el ideario adecuado a los valores que queremos transmitir en nuestra familia es primordial. A este respecto, transcribo un punto del ideario de un centro: ”En nuestro centro educativo se cultivan las habilidades de pensamiento y de reflexión para que los alumnos sean más rigurosos en su trabajo, más críticos en su pensamiento y más justos en sus juicios”.