Las normas de escolarización nuevas dividen a los padres

“Nos sorprendió mucho porque justo hace muy poco se publicó el Reglamento que desarrolla la Ley de Protección a las Familias Numerosas”, afirmó el presidente de la Federación Andaluza de Familias Numerosas, Juan Lisardo. Les sorprende porque el artículo 7.3 de ese Reglamento con menos de un año de vigencia establece literalmente que “la puntuación en el régimen de admisión de alumnos integrantes de familias numerosas en centros de educación infantil y en centros docentes sostenidos con fondos públicos tendrá trato preferente…” Es por ello que Lisardo se muestra contundente: “Lo que no vamos a permitir es que nos quiten, no ya privilegios, sino lo que la ley nos ha dado. Más si cabe cuando se trata de una política social que beneficia a la propia Andalucía”.El borrador del decreto de la Junta que cambia los criterios para el acceso a los centros públicos y concertados ha levantado airadas críticas entre las familias numerosas. La razón es simple: la normativa suprime los puntos extra que la Administración otorga ahora a los niños miembros de estas familias extensas –1 punto si son de categoría general y 2 si son de la llamada especial– a la hora de su escolarización. El borrador, en cambio, refuerza la puntuación de aquellos menores que ya cuentan con algún hermano en el colegio solicitado y favorece la agrupación familiar, pero esto no es suficiente para las familias numerosas. La organización que las representa en Andalucía ha presentado alegaciones sobre lo que les afecta y anuncia que recurrirá el decreto ante los tribunales si el Gobierno andaluz no da marcha atrás.En Málaga, según datos de la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía, hay 30.531 familias numerosas –con más de dos hijos– , de las que 1.574 son de categoría especial –con más de cuatro hijos, o de tres en determinados supuestos–. Todas ellas se verán privadas a partir de ahora de sus puntos extra en la escolarización si sale adelante sin variaciones el borrador del llamado Proyecto de decreto por el que se regulan los criterios y el procedimiento de admisión del alumnado en los centros docentes públicos y privados concertados de la comunidad autónoma de Andalucía. Su aprobación parece inminente. De hecho, la Consejería de Educación de la Junta cuenta con poder aplicarlo en el  proceso de escolarización de cada al curso 2007-08, que arranca en el mes de marzo próximo.La nueva normativa está llamada a sustituir el decreto en vigor, el 77/2004, e implica otras novedades. Deja de valorar con 0,5 puntos la existencia de una enfermedad crónica en el alumno que pide su escolarización que, ahora, no se tendrá en cuenta de modo alguno. Por el contrario, da 10 puntos en lugar de 8 a las parejas que acrediten la proximidad del centro elegido al hogar familiar o al lugar de trabajo del padre o la madre. Esta cercanía también puntuará más aún cuando se resida en áreas limítrofes –6 puntos en lugar de 5–. Por otro lado, el decreto valora en mayor medida la existencia de hermanos en el centro que ahora –4 puntos en lugar de 3– e introduce una nueva figura: la presencia de padres o tutores legales del niño en el colegio solicitado –un punto–. Estas dos últimas cuestiones están llamadas a erradicar situaciones aberrantes que han llegado a producirse, como la separación de hermanos o que los profesores carezcan de ventaja para que sus hijos se matriculen en el que es su lugar de trabajo.Al igual que sucede en la actualidad, estos criterios para el ingreso se aplicarán únicamente en los centros que registren más demanda que oferta. Si pese a la aplicación de los puntos se produjera un empate, la existencia de hermanos o padres en el centro primaría sobre la cercanía del domicilio, al contrario de cómo sucede en la actualidad.El único apartado del procedimiento de admisión que no prevé cambio alguno es el de la renta, que da ventaja a las familias con menos ingresos.

Avafam

Asociación Valenciana de Familias Numerosas. Nuestro Objetivo: Promover, difundir y defender los valores y derechos de las familias numerosas, así como, elevar a los poderes públicos todas aquellas propuestas que considerasen convenientes”, dando un servicio global a las familias que cuentan con nuestros servicios potenciando así mismo su protagonismo como célula básica de la sociedad.